poesia

Peñalba

Publicada en

«Doctores tiene la Santa Madre Iglesia«, aseguró el abad con acento poderoso, «quizá, pero no moran ni en palacios ni en conventos, ni se abrigan bajo llave en aulas de mercaderes«, le respondió alegre el mendigo de limpias manos. Armados con temores avanzarán hacia su meta los jueces del abismo, asustados irán hacia las puertas […]

poesia

Sonríe

Publicada en

Ni a ti ni a mí nos quedará tan siquiera la piedad de la lluvia como compañera opaca de las nuevas tardes, ni siquiera flotará entre el llanto del viento el mar de las deudas pasadas. En la orilla del manantial, hijo y remero del agua, escucharán otros oídos el debate de los helechos, la […]

poesia

Espadaña

Publicada en

Aún no ha caído sobre los meridianos la lluvia rabiosa del cantautor hebreo; lo hará cuando soñemos sombras, en nuestros rostros haga su nido la noche de los ciclopes, y la espadaña sienta vergüenza de la pequeñez de su templo. Entonces guardarán silencio las campanas, arreciará una calma intempestiva al cantar con el amanecer los […]

poesia

En el escenario

Publicada en

Todos somos bienvenidos a este escenario fatuo, al decorado vulgar de trampantojos, de cartón piedra y luz artificial. (A subir a él hemos sido invitados, para ser actores o títeres en esta tragicomedia costumbrista). No sintáis ningún complejo si alguna que otra vez os ordenan actuar al aire libre: también el cielo azul embellecerá nuestro […]

poesia

Aire y fuego

Publicada en

Cuando eres aire yo soy fuego,es tu viento el que mueve mis rescoldos hasta hacerlos renacer, cuando soy fuego tú eres aireinflamado mientras giras, cuando con tus remolinos buscas mi rostro con la fuerza herida de tu estepa arañada por el tiempo. Y me remueves, con tu brisa me bautizas,me besas con las hojas que […]

poesia

Supliqué

Publicada en

Yo, enfermo y delirado,como regalo de Reyes supliqué,con cien quejidos vanidosos,la velocidad del arroyuelo,la tozudes de las olas,y los carámbanos nacidos con el inviernoen los aleros de las montañas,y yo,el niño intransigenteencumbrado por la fiebre tercade todas sus Navidades,exigí lo que nunca será presencia ni pasos en mis tímpanos,lo que nunca debí pedir,lo que no […]