poesia

Aire y fuego

Cuando eres aire 
yo soy fuego,
es tu viento
el que mueve mis rescoldos
hasta hacerlos renacer,
cuando soy fuego
tú eres aire
inflamado mientras giras,
cuando con tus remolinos
buscas mi rostro
con la fuerza herida de tu estepa
arañada por el tiempo.

Y me remueves,
con tu brisa me bautizas,
me besas con las hojas
que a mi alrededor impulsas.


En hoguera me transformo,
te ilumino;
vuelvo a ser fuego,
como llama me hago fuerte,
me estremezco,
te estremeces
con tu paso pausado de llanuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *