poesia

Entre el anuncio del viento

Por veces o días
el viento busca convertirse
en un tulipán azul,
otras en cristal gris de las palabras,
a menudo imita a un látigo irritado
para castigar,
lacerándolos con su desidia,
a los que duermen
la pesadilla de una vida muerta
sobre los bancos ensombrecidos.

Otros tiempos
se viste con aguas pardas,
como queriendo agrietar
la soledad que transita las aceras.
para ser el sístole y el diástole
del corazón de un pueblo
ennegrecido de humedad.

Aunque le pidamos compartir la nieve
nuestro viento espeso
nos otorgará la posesión
del sol torpe y renegado
hijo de nuestros arrabales,
le rendirá homenaje
a las banderas tristemente célebres
de nuestras victorias pírricas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *