poesia

LEGADOS

Algunos ocultan sus dones;
son aquellos
que al tiempo le conceden permiso
para que se tome su tiempo,
y regresan luego a los lugares
donde sus zuecos
se alegran al escuchar las hojas.

Ellos atesoran
el legado de las mañanas azules
y de sus árboles anónimos,
ellos sonríen, ellos esperan.

Otros son
los que imparten tutoriales frívolos
con los que engañan
cuando afirman que es de adultos
atarse los nudos de los zapatos
con «dientes exitosos»,
otros son los que se definen
con una sonrisa de porcelana lacia
tras el carmín de la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *