poesia

Luna menguante

Por estos dias parece encogerse tu Luna... 
pero siempre se queda a mi lado
aún diminuta,
quizá menguante...
siempre permaneces en su luz,
y yo,
mientras envuelta en ella te veo,
vuelvo a ser el druida
de la cerrazón de nuestros labios
para labrar escritos de amor,
agradeciendo la magia de tus silencios...
y yo,
siempre a las diez de la noche,
me disfrazo de llama de preguntas,
siempre a las doce
le canto un adiós a tu Luna
a la espera de que vuelva a crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *