Poesía

Piedra sobre piedra

Piedra sobre piedra construimos la libertad, 
pero también las prisiones.

No son las rocas las que deciden el destino,
son las ideas y las manos de los hombres
las que eligen la argamasa para unirlas,
las que trazan con plomada su dirección,
y las que cubren sus vanos con rejas o cristal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *