Poesía

Rumores, más rumores

Rumor de rumor constante 
de mentes subjetivas de opinión concreta,
de información balanceante sobre lanzas beodas
y lenguas muertas excesivamente vivas.

Persecución del diferente, lapidación hiriente,
palabras como piedras lacerantes,
innombrables mentes innombrablemente efímeras,
opinión latente entre los miedos
de los medios aceptados solo a medias.

Rumor preciso e inagotable
fruto de algún polvo irredente de ignorancia,
barro sucio del alfarero atormentado
que moldea con sus labios lo imperfecto.

Lenguas como navajas en batallas de tabernas
e incontinencia verbal u obscenidad oral,
juegos mentales de quien nada pierde nada gana,
del que cree que se sienta en los altares
a impartir su cortés doctorado de imprudencia
con su verdad absoluta
repartida en mil porciones onerosas
de incierta verborrea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *