poesiaRecuerdo

SOBRE AGUAS TRANQUILAS

Ni tú me perdiste
ni yo te perdí;
no se puede perder
lo que nunca se tuvo.

Me quedará el recuerdo
de tus besos,
de tu abrazo
en el centro de nuestro puente,
la sensación de la lluvia
en nuestra piel
aquella noche
del principio de un año
lejano y sin fecha,
recordaré con una sonrisa
tu sabor a café.

Escribiré mil versos
porque nunca serás mía,
porque nunca seré tuyo,
y entre acrobacias
me encontraré con tu memoria
sobre las líneas diagonales
de un cuaderno nostálgico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *